El integrante de la Sociedad Astronómica de México (SAM), Aldo Acosta, desmintió el mito que señala que en octubre la Luna se puede apreciar de mayor tamaño debido a la cercanía que tiene a la Tierra. “Invariablemente, en algún momento, la Luna se va a apreciar más cerca de la Tierra y va a brillar un poquito más pero, eso, pasa todos los meses. Octubre no tiene nada de especial”, explicó el especialista. Indicó que cada mes ocurre el fenómeno perigeo que es cuando el satélite se encuentra más cercano al planeta. Pero aclaró que la apreciación de tamaño responde a “efectos ópticos y psicólogos que hacen ver a la Luna en el horizonte más grande, pero es una cuestión de percepción”.