Hace algunos días se cimentó una versión sobre la supuesta libertad de los testigos protegidos – Jesús ‘El Rey’ Zambada, Lucero Guadalupe Sánchez o la ‘Chapodiputada’, y Jorge Milton Cifuentes – en el juicio contra el narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

El rumor se sembró después de un hilo de Twitter realizado por Alan Feuer – periodista del New York Times – en el que exhibió a la Agencia Federal de Prisiones (por sus siglas en inglés, BOP) quienes resguardaron documentos ligados al caso del ‘Chapo’.

“¿Les gustaría saber qué tipo de beneficios de sentencia obtuvieron los testigos en el juicio del Chapo Guzmán a cambio de testificar en su contra? ¿De verdad? ¡Yo también! Bueno, lo siento. Gran parte del proceso se lleva a cabo en una caja oscura de secreto gubernamental. […] El 2/7, hubo una audiencia en Virginia para decidir cuánto reducir la cadena perpetua del ayudante principal del Chapo, Dámaso López Núñez. La audiencia, que fue sellada, se basó en presentaciones gubernamentales selladas y resultó en dos órdenes sellada por el juez. Eso es mucho sellado. No sabemos nada.”, indagó el periodista en su cuenta de Twitter. 

“Jorge Cifuentes, el narco colombiano que trabajó con el Chapo sacando coca de Ecuador, fue liberado de la prisión en 12/2019, según la Agencia Federal de Prisiones. En octubre y julio de 2019, según el propio archivo del caso, hubo 2 presentaciones selladas. ¿Su sentencia? No lo sabemos. […] ¿Qué hay de Lucero Sánchez-López? La amante del Chapo, que rompió en llanto al ser testigo. Ella no está en prisión tampoco, dice BOP. (Fecha de liberación: desconocida). Lo último que dice su archivo del caso fue que un informe de estado debía presentarse el 9/2019. Nunca se archivó públicamente. […] ¿Recuerdan al Rey Zambada, el hermano del Mayo Zambada? ¿Un gran testigo de juicio? Él tampoco está en prisión, según BOP. (Fecha de traslado: desconocida). El archivo de su caso fue trasladado a Brooklyn a DC en 2013. Todo el archivo permanece sellado. […] Hay razones legítimas para ser reservado sobre los testigos que cooperan. Pero daña la credibilidad incluso los mejores esfuerzos de aplicación de la ley cuando no hay forma de saber qué acuerdos se están logrando con ellos. Cuando no hay transparencia, no puede haber responsabilidad”, concretó Feuer. 

No obstante – a pesar de su minuciosa publicación –  el periodista del medio neoyorkino indicó que la razón de haber transparentado el hecho, de que varios documentos del Chapo fueron sellados, era para exhibir que “gran parte del proceso relacionado con los testigos del Chapo se lleva a cabo en secreto”. Asimismo, aseguró que él nunca confirmó que “los acusados habían sido liberados (excepto por Jorge), sino que ya no están bajo custodia de la Agencia Federal de Prisiones y no sabemos dónde están porque casi todo sobre ellos está sellado. […] Si el gobierno de los Estados Unidos fuera mejor sobre la presentación de decisiones de sentencia en público, no habría confusión”. 

Feuer decidió explicar el objetivo de largo comunicado – en forma de investigación – a través de su Twitter, señalando que “el punto del hilo de ayer fue que muchos documentos en muchos casos relacionados con el Chapo Guzmán están sellados. No sabemos tanto como podríamos o deberíamos. El punto era hablar sobre el hecho de que gran parte del proceso relacionado con los testigos del Chapo se lleva a cabo en secreto”. 

De igual manera, el periodista enfatizó que nunca confirmó que los mencionados obtuvieron una disminución en su condena. Para concluir, mencionó que “el punto completo de los tweets fue decir que, nuevamente, no sabemos lo que está sucediendo porque, nuevamente, muchos documentos están sellados”.