Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) diseñaron un nuevo material que puede administrar medicamentos directamente al cartílago de pacientes que tienen osteoartritis y con ello también curar el tejido que es dañado a causa de la enfermedad. “Esta es una forma de llegar directamente a las células que están experimentando el daño e introducir diferentes tipos de terapias que podrían cambiar su comportamiento”, explicó Paula Hammond, del Departamento de Ingeniería Química del Instituto. Cabe señalar que la osteoartritis es una enfermedad que causa dolor severo dolor en las articulaciones. Además, es progresiva y puede ser causada por una lesión traumática. Pero, el padecimiento también puede tener su origen en el desgaste gradual del cartílago a consecuencia de la vejez.