Los demócratas en el Congreso habrían llegado a un acuerdo preliminar con los sindicatos y con la Casa Blanca sobre la nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, según información proporcionada por la agencia AP. Una fuente anónima cercana al ala demócrata en el gobierno indicó que solo falta afinar detalles y que el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer, presente la legislación correspondiente ante el Congreso. Sin embargo, aún no se ha fijado la fecha de la votación. El anuncio podría darse este lunes, aunque Pelosi aún no ha aprobado el plan según sus allegados. Si se ratifica el acuerdo, el Congreso podría quitarle algo de incertidumbre al futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Canadá (su segundo mayor socio comercial) y México (el tercero), y posiblemente estimularía a la economía estadunidense. Los agricultores estadunidenses, particularmente, están ansiosos de asegurarse de que sus exportaciones a Canadá y México sigan sin interrupciones. Expertos han expresado la preocupación de que, si no se llega a tener noticia de la ratificación del tratado esta misma semana, dicha ratificación podría retrasarse hasta 2020, debido al posible juicio de destitución al presidente Trump, e incluso podría demorarse hasta 2021, por el proceso de elecciones que se avecina en el país del norte.