Tras la confirmación por parte del Tíbet de un contagio de coronavirus, el territorio chino ahora se encuentra sumergido en la infección. Con el virus presente en todas las regiones del país, los muertos alcanzan la cifra de 170 individuos. El número de contagios es de 7 mil 736, con otras 12 mil 167 presuntas infecciones.  Los síntomas del 2019-nCov son similares a los de neumonía: fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y problemas respiratorios, y su incubación es de aproximadamente 3 a 7 días, aunque ha habido casos que se extienden hasta los 14. Mientras que muchos científicos chinos temían que fuera un caso como el del SARS, el coronavirus puede ser aún más peligroso ya que puede contagiarse durante la incubación.  El hospital Gómez Ulla, Madrid, espera que los españoles atorados en Wuhan lleguen este mismo jueves para pasar allí su período de cuarentena.  Mijaíl Mishustin – primer ministro de Rusia – indicó que el día de hoy se cerrarán las fronteras terrestres con el país asiático, con el objetivo de prevenir la expansión del contagio pues comparten 4 mil 200 kilómetros de frontera. De igual manera, el Ministerio de Exteriores deshabitó las visas electrónicas para la ciudadanía china. Aunque el país eurasiático no ha descubierto ningún caso de contagio, ha tomado las medidas preventivas necesarias para evitarlo.  Sin embargo, esto no ha contrarrestado el pánico que se sembró en la nación rusa. A pocos días del aniversario número 30 de la primer sucursal de Mcdonald’s en Moscú, decidió postergar su conmemoración después de un comunicado – emitido por las autoridades – que aconsejaba evitar los conglomerados en lugares concurridos.  La aerolínea British Airways (BA) canceló todos sus vuelos hacia China mínimo hasta finales de febrero. Uno de los portavoces de la compañía británica comentó que se están “poniendo en contacto con los pasajeros sobre la cancelación de vuelos para hablar sobre sus opciones de vuelo, incluido el hacer reservas con otras aerolíneas si fuera posible, el reembolso completo o reservar para una fecha posterior”. Asimismo, la aerolínea egipcia Egyptair tomó las mismas medidas.  Durante los últimos quince días, la capital china ha detectado contagios en sujetos que no han pasado por la región de origen, Wuhan. Han presentado 111 casos de contagio y una muerte. El gobierno de Pekín continúa enfatizando las medidas sanitarias personales de prevención: lavarse las manos, cubrirse la cara con mascarillas y acercarse a las autoridades en caso de presentar síntomas. Mientras que la situación empeora, actividades como la Superliga de fútbol china ha sido suspendida.  En la ciudad de Tokio, 210 pasajeros – provenientes de la región de Wuhan – han arribado abordo del segundo avión que ha enviado el gobierno japonés, el primero aterrizó el día de ayer con 206 pasajeros. Según información del Ministerio de Sanidad, dos de ellos no presentan ser víctimas de contagio.  Países como India y Filipinas han declarado sus primeros casos de infección. Por parte de los indios, confirman que el caso se trata de un estudiante proveniente de la provincia de Wuhan y se encuentra asilado en un hospital ubicado en la ciudad de Kerala. El Ministerio de Sanidad de Filipinas indicó que su paciente no es de origen filipino, la paciente es una mujer china de 38 años que aterrizó el 21 de este mes en un viaje que salió de Hong Kong.  Vietnam confiesa que tres casos más han surgido en sujetos que viajaron a la ciudad de Wuhan. Dos de los agraviados se encuentran en la capital vietnamita, Hanoi, y el tercero en la provincia de Thanh Hoa.