La próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, indicó que se respetará la decisión que externe la gente en la consulta ciudadana del próximo 24 y 25 de noviembre, en la cual se someterá a votación la construcción de una refinería en Tabasco y la modernización de las seis que ya existen en México. “Si la gente dice que no, pues vamos a acatar lo que dice la gente”, subrayó la futura funcionaria federal. Indicó que se tiene planeado rehabilitar “las seis refinerías que hoy están trabajando a menos del 40 por ciento de su capacidad” para que apoyadas de la nueva, se disminuya paulatinamente la importación de gasolina a México. “Estamos importando casi el 80 por ciento de gasolina y una nueva refinería que tendría que aumentar el sistema nacional de refinación para eliminar paulatinamente importaciones que nos están costando mucho”, explicó la ex diputada.