El próximo 6 de noviembre los ciudadanos de Miami votarán para decidir si permiten que se lleve a cabo en esa ciudad la construcción de un estadio que será propiedad del ex futbolista profesional, David Beckham y un grupo de inversionistas del club Inter de Miami FC. “Es un destino que hoy en día no existe en ese lugar de la ciudad. Es transformar el espacio en un complejo multiusos que está anclado por el estadio”, explicó el jefe de negocios y operaciones del proyecto, Jurgen Mainka. Y es que la propuesta del complejo deportivo que tiene por nombre Miami Freedom Park LLC ha causado polémica porque se pretende llevar a cabo en el campo de golf Melreese Country Club y los amantes de ese deporte y ambientalistas quieren que se conserve el espacio.