El Congreso de Estados Unidos solicitó al Secretario de Estado, Mike Pompeo, declarar grupo terrorista a los cárteles mexicanos para que así sea posible una intervención militar en el país. A través de un comunicado, los congresistas Mark Green y Chip Roy, solicitaron a Pompeo, se considerara la opción de catalogar a varios carteles mexicanos como Grupos Terroristas Extranjeros, por sus siglas en inglés, FTO. “Escribimos (el Congreso) para incitar al Departamento de Estado a que se considere designar a muchos de los carteles más peligrosos y violentos como Grupos Terroristas Extranjeros”, leía la carta enviada al Secretario de Estado y mano derecha del presidente, Donald Trump. La razón primordial por la que los congresistas enviaron la carta fue para poder intervenir militarmente en territorio mexicano y así poder combatir a los carteles de droga fuera de sus fronteras. Existen tres puntos a cumplir para que se defina a una organización criminal como terrorista según se encuentra citado en la Sección 209 del Acto de Inmigración y Nacionalidad. “Para ser designado un FTO, la organización debe 1) ser una organización extranjera 2) realizar o tener la capacidad y/o la intención de realizar terrorismo y 3) amenazar la seguridad de Estados Unidos, sus ciudadanos, defensas, relaciones exteriores e intereses económicos”, definió la misiva. Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas, en el Comité de Seguridad, aseguró que existe una relación con el terrorismo vinculada a los cárteles de drogas. Green y Roy apuntaron a la violencia y peligro que representan El Cartel del Golfo, Los Zetas, el Cartel Jalisco Nueva Generación y el Cartel de Sinaloa, mismos que, de aprobarse la solicitud, serían considerados por Estados Unidos como grupos terroristas.