A través de un comunicado, la Fiscalía turca informó que el periodista saudita, Jamal Khashoggi, fue asesinado en el consulado de su país en Turquía. “Siguiendo un plan premeditado, la víctima Jamal Khashoggi fue estrangulada a su entrada en el consulado (…) El cuerpo de la víctima fue descuartizado”, precisó la autoridad. Sin embargo, el comunicador sigue desaparecido desde el 2 de octubre pasado cuando acudió a las oficinas diplomáticas a realizar un trámite para poder casarse con su novia de origen turco.