El futuro titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, Alfonso Durazo, presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, basado en ocho ejes, los cuales contemplan, principalmente, delinear estrategias que ataquen de raíz el clima de violencia que impera en nuestro país. A decir de Durazo, se buscará erradicar la corrupción en la administración pública, al hacer obligatoria la declaración patrimonial y de intereses de cualquier servidor público. Además, la eliminación de fuero y prohibir tajantemente las adjudicaciones directas. El futuro titular de la SSP dejó en claro que harán las reformas necesarias para tipificar la corrupción como delito grave, el cual no pueda ser evadido a través de una fianza. Derechos Humanos  En esta materia, el también empresario, dijo que será un delito el no atender las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al igual que las realizadas por las estatales. “Serán delitos con sanción definida ignorar las recomendaciones de la CNDH”, enfatizó. De igual manera dijo que se incorporarán conocimientos de Derechos Humanos en la formación de cuerpos policiales, los cuales trabajarán de la mano de la ciudadanía para lograr la “regeneración ética”. Seguridad  De entrada, Durazo afirmó que no habrá una lucha frontal contra el crimen organizado. En su lugar, dejó entrever que se reformará por completo el combate a las drogas. “La prohibición es insostenible, por lo que la regulación de algunos estupefacientes pondría fin a uno de los motores de violencia en México”, explicó. El eje sobre el que transitará la recuperación de la seguridad será la reconstrucción de La Paz, acompañado de la creación de un Plan de Seguridad Pública, en el cual se reoriente el trabajo que actualmente realizan las Fuerzas Armadas. “Por la ineficiencia de las corporaciones policiacas, no se relevarán las Fuerzas Armadas de sus tareas de seguridad”, aclaró. Y agregó que contribuirán a la construcción de La Paz. Durazo anunció la creación de la Guardia Nacional, la cual irá poco a poco tomando las fuerzas que realizan las Fuerzas Armadas (soldados y marinos), que en tres años alcanzaría su pleno funcionamiento y se integrará a la Secretaría de la Defensa Nacional y estará bajo las órdenes de su titular. Como una manera de garantizar el cumplimiento de las tareas en materia de seguridad, el próximo titular de la SSP, informó que se realizarán reuniones de seguridad diarias, en todos los estados, en las cuales participarán mandos policiacos, fiscales, gobernadores y representantes de las Fuerzas Armadas.