Mientras que el coronavirus continúa expandiéndose, organizaciones y eventos internacionales se cuestionan cuáles son las medidas de seguridad que deben enfrentar, desde posposiciones, hasta cancelaciones. Todos se hacen la misma pregunta: ¿Es seguro sostener una reunión de miles de personas? Muchos eventos deportivos han optado por celebrarse a puertas cerradas, sin conglomerados de espectadores, pero dan pie a que no se suspendan las actividades. 

En casos extremos – como la nueva cuarentena nacional italiana – se han prohibido hasta pequeñas reuniones sociales o, incluso, estar de pie en una cafetería a menos de un metro de distancia entre los comensales. En Irlanda, los eventos culturales se han cancelado, como los desfiles del Día de San Patricio en la capital. Asimismo, la nación nipona declaró que su Festival de los Cerezos ha sido derrumbado en manos del covid-19. 

Los festivales musicales han sido una de las industrias que más han resentido el golpe, como el evento tejano llamado South by Southwest, canceló su edición número 34. “Estamos devastados de compartir esta noticia con ustedes. […] El show debe continuar, está en nuestro ADN y ésta es la primera vez, en 34 años, que el festival de marzo no sucederá”, confesaron los organizadores del festival sureño. Sin embargo, la posposición del Festival de Música y Arte del Valle de Coachella, fue la decisión que paralizó al mundo de la música. Uno de los eventos musicales más esperados del año, fue reasignado a suceder en octubre de este mismo año. 

Personalidades como Frank Ocean, Travis Scott y Rage Against the Machine, tendrán que esperar antes de presentarse en el onírico desierto californiano. Se esperaba que este verano, 250,000 espectadores atendieran al evento cultural y esto repercute en pérdidas exorbitantes de millones de dólares. 

“Aunque esta decisión llega en un momento de incertidumbre universal, nos tomamos la seguridad y salud de nuestros visitantes, empleados y de las comunidad entera muy seriamente. […] Urgimos a todos a seguir las indicaciones y protocolos establecidos por las autoridades y protocolos”, expresó la organizadora Goldenvoice en un comunicado. 

Los fans que atenderían a Coachella, fueron notificados de cómo conseguir un reingreso para las nuevas fechas, las cuales se trasladaron del 10 al 17 de abril, hasta del 9 al 18 de octubre.