En entrevista televisiva, Mario Patrón, director del Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” (Centro Prodh), dijo que el reciente informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014 “refrenda la necesidad de abrir una comisión de carácter penal que agote todas las líneas de investigación para llegar a la verdad, como lo determinó un tribunal federal de Reynosa, Tamaulipas”. “La primera conclusión es que es necesario cumplir la sentencia de Reynosa para que se cree una comisión de investigación de carácter penal para llegar a la verdad… La verdad del caso Iguala no está dicha y solo agotando todas las líneas de investigación se conocerá esa verdad”, precisó el funcionario del Centro Prodh. A un día que concluya la administración de Enrique Peña Nieto, la CNDHpresentó una serie de recomendaciones a autoridades de los tres niveles de Gobierno por la desaparición de los estudiantes y por la forma en que se llevó a cabo la investigación. Y es con base en el análisis de cinco informes y 26 dictámenes de la Procuraduría General de la República (PGR), la CNDH, según Patrón “determinó que en el basurero de Cocula sí hubo incineración de cuerpos y que al menos dos policías municipales habrían estado presentes”. Finalmente rechazó que el informe de la CNDH apoye la ‘verdad histórica’ y consideró que es un trabajo muy relevante que aporta varios elementos.