Apoyados de la nanotecnología, Científicos surcoreanos crearon  altavoces y micrófonos que pueden adherirse a piel debido a que se fabricaron con membranas ultrafinas con apariencia transparente