El riesgo por contagio de coronavirus en China ha llegado a medidas drásticas, siendo que las autoridades sanitarias y gubernamentales ordenaron incendiar los cuerpos de las víctimas por este virus y no realizarse las tradiciones funerarias. De acuerdo con autoridades de la Comisión Nacional de Salud china, “las víctimas deben ser incineradas cerca e inmediatamente. No están permitidos los entierros o la transferencia de los cuerpos”. También se indicó que los cuerpos deberán ser desinfectados por personal médico y colocados en una bolsa sellada que no se podrá volver a abrir. El virus n-CoV2019 ha matado a 362 personas y tiene 17 mil 489 casos confirmados en 27 países diferentes. En los últimos días se ha propagado de manera acelerada, obligando a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a decretar el estado de alerta internacional en todos los continentes.