Este viernes, la Cepal indicó que América Latina está al borde de “una profunda recesión”, junto a una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) regional que, durante 2020, estará entre 1,8% a 4%, debido a la pandemia internacional de coronavirus. 

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) mencionó que “estamos ante un principio de una profunda recesión. Estamos ante la caída del crecimiento más fuerte que ha tenido la región”. 

El brote de la epidemia de COVID-19 tendrá un fuerte impacto económico específicamente en los países latinoamericanos, quienes ya de por sí están bajo la sombra de una fractura en la economía luego de su pobre crecimiento en 2019: 0,1%. Sumergidos en esta situación, la secreción en la actividad económica dentro de los principales socios comerciales en la región, junto a la caída en el valor de las materias primas y un tropiezo en el sector turístico, se espera que la caída del PIB sea desde 1,8% hasta 4%. 

Dicha contracción, del 1,8%, concentra sólo las repercusiones en América Latina del derrumbe económico de China, principal socio comercial de la región, y si a ello le sumamos el desplome económico de Estados Unidos, la Unión Europea y otras naciones, el impacto caerá con mayor fuerza, dejando la caída del PIB entre 3% y 4%, declaró Bárcena.