El presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, aseguró que las personas que forman parte de la Caravana Migrante no representan una amenaza a la seguridad y oportunidades de empleo de los mexicanos. “Bajo ninguna circunstancia podemos considerar que son una amenaza para nuestros trabajos ni mucho menos para nuestra seguridad”, expresó el líder empresarial. Añadió que criminalizar a los migrantes sería replicar una actitud discriminatoria que es impulsada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Esos son alegatos vacíos fundamentalmente generados por el presidente (Donald) Trump y mal nos vemos como país si actuamos con base en esa visión xenófoba y carente de cualquier sustento de las mejores prácticas internacionales”, opinó el empresario.