La Ligue 1 de Francia oficialmente quedó cancelada sin campeón ni descenso luego que el primer ministro, Edouard Phillipe, anunciara en su discurso ante la Asamblea Nacional de este martes que cualquier evento que reúna a más de cinco mil personas no podrá realizarse antes de septiembre.

“Será posible, en días soleados, practicar una actividad deportiva individual al aire libre, respetando las reglas de distanciamiento social. No será posible ni practicar deporte e lugares cubiertos, ni los deportes de equipo o de contacto”, decretó la autoridad francesa tras declarar canceladas las ligas de fútbol y rugby profesionales del país.

Asimismo, el gobierno francés anunció la reapertura de comercios y otros establecimientos como restaurantes y bares, paulatinamente, a partir del próximo 11 de mayo, cuando el país salga de un confinamiento social de cerca de mes y medio.

La Ligue 1 se sumó a la Eredivise de Holanda como las únicas ligas europeas que han sido canceladas de facto por la amenaza del coronavirus en Europa.

Resta por ver que medidas tomarán las autoridades de la France Football, considerando que la Champions League de la UEFA, torneo en el que aún participan el Paris Sanit-Germain y el Olympique de Lyon, se plantea reanudar la fase final durante el mes de agosto y finalizarla en apenas 20 días.