Luego del brote de sarampión que se descubrió en la capital mexicana, las autoridades sanitarias del Gobierno de la Ciudad de México concertaron que el contagio se originó, posiblemente, en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte. Hasta el momento, se han registrado 16 casos de contagios sospechosos – dentro de la prisión – sumándolos a los cuatro casos confirmados. 

En cuanto a los tres infectados de la alcaldía Gustavo A. Madero, los sujetos de 37 y 39 años, son internos del centro penitenciario y la menor de 8 años – perteneciente a la alcaldía Álvaro Obregón – está relacionada con uno de ellos. 

Asimismo, las autoridades sanitarias revisaron, minuciosamente, el reclusorio donde hallaron los 16 presuntos casos de sarampión y – como consecuencia – implementaron un aumento las medidas de vigilancia y prevención, aplicando más de 3 mil vacunas a personal, reos, custodios y familiares.