Durante este martes, las autoridades de salud brasileñas indicaron que se ha detectado el primer caso de coronavirus dentro del país sudamericano, sin embargo deben pasar al sujeto por otra prueba para asegurar, en su totalidad, que el contagio es positivo. De acuerdo con varias fuentes, la víctima de infección es un hombre de 61 años que viajó – del 9 al 21 de febrero – a la región de Lombardía, situada en el norte de Italia. Dicho país europeo ha registrado once muertes y más de 300 contagios. 

El Hospital Albert Einstein – ubicado en la ciudad de Sao Paolo – fue responsable de los primeros diagnósticos que se le aplicaron al individuo. Esos exámenes “preliminares” fueron trasladados al Instituto Adolfo Lutz – Instituto de referencia médica a nivel nacional – con el fin de los análisis se realicen de nuevo antes de asegurar cualquier presunta infección. El supuesto infectado continúa internado en el Hospital paulista. 

Los resultados del Instituto fueron exhibidos este miércoles, confirmando la sospecha de virus, de acuerdo con las autoridades del Ministerio de Salud. Según el Instituto, el paciente había presentado síntomas similares a los del covid-19: tos, fiebre, dolores en la garganta y molestias en la piel, no obstante se encuentra estable y bajo ningún riesgo. 

Hasta el presente día, los elementos sanitarios de Brasil han investigado más de 150 casos sospechosos, descartando 51 y excluyendo 102 por no ir conforme a la definición – propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) – del coronavirus. El otro caso que se encuentra bajo supervisión encierra a una mujer brasileña de 21 años que reside en el país asiático que originó el brote: China. Actualmente, la joven sudamericana se encuentra en Rio de Janeiro.