Luego de haber resultado positivo por coronavirus COVID-19 y ser hospitalizado, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, fue trasladado a terapia intensiva este lunes.

“Durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital”, se explicó en un comunicado de prensa.

Dentro del comunicado también se da la instrucción para que el titular de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, tome las riendas del país “en lo que sea necesario” durante el periodo de ausencia de Johnson.

El líder conservador, de 55 años, ingresó al hospital St. Thomas, de Londres, este mismo lunes cuando la pandemia por coronavirus arrecia en suelo británico y las expectativas para regresar a la normalidad se fijen hasta dentro de seis meses.

Reino Unido pierde temporalmente a su líder con una emergencia sanitaria gestándose en el país y con un vacío importante en el gobierno.