Luego que la calificadora Standard and Poor´s (S&P) rebajara la calificación crediticia de México y Petróleos Mexicanos (Pemex), la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cayó por debajo del 4 por ciento, mientras los inversionistas reaccionan al impacto que el coronavirus tendrá en la economía mexicana.

En el referencial Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), la caída fue del 4.42 por ciento, ubicándose a 34 mil 127.07 puntos porcentuales, un desliz que detuvo el avance de los últimos tres días en fila.

La calificación crediticia de México cayó, bajo los márgenes y análisis de S&P, desde `BBB` hasta `BBB+`, por lo que su impacto en la BMV fue inmediato y repercutió en la apertura de las bolsas en Estados Unidos, donde la caída fue también del 4 por ciento.

En Wall Street, el referencial industrial Dow Jones perdió 2.90 por ciento, a 21 mil 898 unidades; el S&P 500 despertó también con una baja del 2.82 por ciento, a 2 mil 555 puntos porcentuales; mientras que el tecnológico Nasdaq cayó 3.12 por ciento, a 7 mil 554 unidades.

De acuerdo con un reporte de Banorte, “la cautela continúa conforme los casos de coronavirus se han incrementado, principalmente en Estados Unidos y México, los inversionistas asimilan la baja en la calificación soberana por parte de S&P”.