A través de un comunicado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su siglas en inglés) informó que militares estadounidenses reforzaron la seguridad en los dos más importantes pasos fronterizos en los que colinda San Diego con Tijuana, colocando alambre de púas y barricadas, con el fin de contener el arribo de la Caravana Migrante. “El personal del Departamento de Defensa está instalando cables de concertina (púas) y colocando previamente las barreras (de seguridad), barricadas y cercas”, indicó la dependencia. Cabe recordar que el pasado domingo llegaron a Tijuana 75 personas que formaban parte de Caravana Migrante, quienes adelantaron el paso porque sufrieron discriminación debido a sus preferencias sexuales.