La institución bancaria BBVA México declaró que, ante la epidemia de COVID-19 que se ha propagado en el país, emplearán medidas de respaldo para sus clientes mexicanos y los usuarios que gocen de créditos podrán escoger una prolongación, para liquidar sus pagos, de 30 hasta 90 días. Asimismo, han puesto a la disposición de sus clientes una línea especial de crédito, específicamente para Pequeñas y medianas empresas (Pymes), por 2,500 millones de pesos para poder sustentar sus gastos durante la pandemia de coronavirus, la cual ha dejado baches significativos en la economía nacional. 

De igual forma, BBVA ha sesgado sus cobros de comisiones interpelada por transferencias de dinero en plataformas digitales. El comunicado de la compañía, la más grande y con el mayor número de clientes en el sector bancario nacional, fue emitido tras las declaraciones de Banorte en las que ofreció una prórroga de 4 meses para sus clientes afectados, con créditos personales e hipotecarios.