El Banco de México (Banxico) ajustó su pronóstico sobre el crecimiento económico del país para 2018 y 2019, y señaló que el balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado ante tensiones que pueden derivarse de políticas durante el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Y es que de acuerdo con el informe trimestral del banco central, correspondiente al lapso julio-septiembre del año en curso, para 2018 el estimado se redujo de un rango previo de entre 2 y 2.6 por ciento a otro entre 2 y 2.4 por ciento; para 2019 el intervalo pasó de entre 1.8 y 2.8 por ciento, a entre 1.7 y 2.7 por ciento. No obstante, el Banxico estima que para el 2020 habrá un mejor desempeño de la economía mexicana, al establecer un rango de crecimiento entre 2 y 3 por ciento. Además  indicó que el balance de riesgos para el crecimiento desde una perspectiva cíclica del país continúa sesgado a la baja y se considera que se ha deteriorado en el margen. Banxico señaló que los principales riesgos para el crecimiento de nuestro país es el ambiente de incertidumbre por el cambio de gobierno, la ratificación e implementación del acuerdo comercial  TMEC alcanzado con Estados Unidos y Canadá, aunado a episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales.