El pronóstico más pesimista sobre el crecimiento de México para 2020 lo dio este jueves Bank of America (BofA) al estimar que la contracción en el crecimiento económico será del 8 por ciento, causado por la pandemia de Covid19.

En su previsión anterior del 19 de marzo, la institución había estimado una caída de 4.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

El banco sugirió que la política fiscal y monetaria ampliarán los shocks externos en el país.

“Desde la política fiscal esperamos una modesta reducción en el gasto del Gobierno, en términos reales, de 2 por ciento, y vemos una recomposición del gasto hacia adelante en infraestructura”, consideró Bank of America (BofA) en un comunicado.

Según la institución, este pronóstico tiene base en tres componentes: un deterioro más profundo de la economía estadounidense; la caída en los precios de las commodities, en particular el petróleo; y la declaratoria de emergencia sanitaria por el Gobierno.

El banco también prevé que las agencias calificadoras continuarán degradando tanto la calificación de México como la de Petróleos Mexicanos (Pemex). En el caso de Moody’s, la institución pronostica que el perfil crediticio de México baje hasta en dos niveles.

El pronóstico de BofA para México en 2021 es de un alza de 4.5 por ciento apoyada en una profunda recuperación de la economía estadounidense y que la depreciación del peso ayudará a la actividad económica.