Las primeras 26 sucursales del Banco del Bienestar recibirán una inversión de 117 millones 813 mil 73.26 pesos para su construcción y equipamiento, producto de recursos propios y que se utilizarán para atender a 353 mil 808 personas.

El Banco del Bienestar iniciará esta primera fase con la construcción de 26 pequeñas sucursales en 13 estados de la República, ubicadas en terrenos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Guardia Nacional, del IMSS y tres en propiedades del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

“Para dispersar los fondos destinados a los beneficiarios de los programas sociales que habitan en las comunidades más apartadas del país, donde no existen bancos, cajeros ni algún otro medio para recibir recursos económicos”, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ordeno la construcción de 2 mil 700 sucursales del banco.

El fin último de estas instituciones, es que los beneficiarios de programas sociales, en comunidades apartadas, no tengan que viajar largas distancias ni destinar recursos económicos para recibir sus pensiones.

Una estimación del Banco del Bienestar apunta que las personas, en promedio, deben invertir hasta tres horas para trasladarse a la sucursal bancaria, módulo o cajero más cercado para recibir sus beneficios, además de pagar entre 100 y 785 pesos para transportarse.

La superficie de las sucursales será de 65 metros cuadrados con cimentación, estructura, albañilería, carpintería, cancelería y herrería, además que contará con instalación sanitaria e hidráulica, con acabados, obras complementarias y electricidad.

Las primeras sucursales, bajo la etiqueta de “atención prioritaria”, estarán ubicadas en municipios apartados de Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México y Chiapas.