El procurador de justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio, dio a conocer que Pavel Sánchez quien es uno de los implicados en la balacera que ocurrió en la casa del Cardenal Emérito, Norberto Rivera, declaró que él y sus dos cómplices pretendían ingresar a robar al domicilio del clérigo pero que no tenían intenciones de atacarlo. “Refiere de manera puntual que iban por el robo a casa habitación, que sí sabían que era la casa del cardenal y que el ataque fue porque la persona que cuidaba la casa los recibió a disparos…”, detalló el funcionario. Indicó que el declarante se encuentra internado en un hospital del IMSS en el Estado de México debido a que resultó herido durante el percance, pero cuando sea dado de alta será presentado ante un juez por el homicidio del policía bancario, José Javier Hernández, quien murió durante el intento de robo. Además se continuará la búsqueda de los otros dos sospechosos.