El Fondo Monetario Internacional rebajó, de 2.5 a 2.3% la expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto de México. Es decir, en el primer año del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en el que se esperan importantes cambios fiscales, así como la cancelación de algunas reformas estructurales. En su informe, el órgano precisó que la nueva expectativa obedece a  la “inversión privada que continúa restringida por la incertidumbre”. Cabe señalar que el FMI en julio pasado informó que el país podría elevar el PIB a 2.7% y con sus últimas evaluaciones ha ido en decadencia, por las decisiones que ha tomado en materia económica el presidente electo.