Jorge Mendoza, director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) informó que, el polémico avión presidencial que fue comprado por Felipe Calderón y utilizado por Enrique Peña Nieto, regresará al país luego de no haberse concretado su venta. Durante la conferencia matutina realizada en Palacio Nacional, Mendoza anunció que se contemplan 3 vías para la venta del avión. La primera es que alguna empresa mexicana lo adquiera, la segunda es aceptar una copropiedad; y la tercera opción es rentar el avión. “Vamos a relanzar el esfuerzo (para venderlo) y el Gobierno mexicano ha decidido que el avión regresará a territorio mexicano para su resguardo por parte de la Fuerza Aérea mexicana, exhibirlo junto a las aeronaves del primer paquete de venta (de la subasta) y buscaremos alternativas de comercialización”, dijo Mendoza. Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la decisión de que la aeronave regresara al país fue por cuestiones de resguardo por parte de la Fuerza Aérea Mexicana. El 3 de diciembre de 2018, el avión salió del aeropuerto de la Ciudad de México hacia el Aeropuerto de Logística, en San Bernardino, California, donde permanece embodegado y en espera de un comprador.