Luego de que en el Congreso Nacional perredista se registrara confrontación, e incluso algunos lanzaran sillas al estar en desacuerdo con el desarrollo de la sesión, el senador Juan Zepeda reconoció que el partido está agonizando y se encamina a perder el registro.