A partir del 1 de julio entrará en vigor el programa piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el que se asegurarán a las 2.4 millones de trabajadoras del hogar en México. La cobertura que tendrá este seguro será hospitalaria, farmacéutica y de servicios médicos. Las aseguradas también tendrán acceso a los servicios de guarderías, incapacidades, atención obstétrica, fondo para el retiro, pensión por invalidez y vida, y velatorios. Los beneficios podrán extenderse a los familiares directos de la trabajadora o trabajador doméstico, es decir, al cónyuge o concubino, hijos y padres. El trámite de afiliación puede ser realizado por la trabajadora o por el patrón, y se puede realizar de manera presencial en una de las subdelegaciones del IMSS o en línea directamente en la página del Instituto. La cobertura inicia un mes después que se realice el pago al Seguro, por ejemplo, si el pago se realiza el 1 de abril, la cobertura inicia el 1 de mayo y dura todo el mes. Las cuotas serán mensuales y se calcularán con base en el salario de el o la trabajadora, que puede ir desde 1 salario mínimo, que equivale a 25 Unidades de Medida y Actualización (UMA). El próximo domingo, el IMSS dará a conocer las reglas del programa.