Los anuncios para el duelo de campeonato de la NFL entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers serán los más caros en la historia del Super Bowl. En la semana del Super Bowl LIV, uno de los grandes atractivos, a parte del juego mismo y el evento de investidura al Salón de la Fama de la NFL una noche antes, es conocer el precio que la liga demanda por los espacios publicitarios. El Super Bowl es uno de los eventos televisivos más vistos en el planeta, por lo que las pautas y comerciales son extremadamente elevadas. Distintas marcas deportivas como Nike o Adidas aprovechan estos espacios para revelar sus nuevos productos o colecciones. Compañías de otros giros, como el cinematográfico, también hace uso de estos comerciales para dar a conocer los tráilers de sus más recientes proyectos. Pepsi y Coca Cola son otras de las marcas que más a menudo aparecen en las pautas publiciatrias del Super Bowl. La cadena deportiva, Fox Sports, reveló que cada anuncio de 30 segundos, que comenzaron a venderse en noviembre del año pasado, tuvo un costo de 5.6 millones de dólares. Algunos de los anunciantes ya confirmados son Doritos, Budweiser, Hyundai, Audi, Porsche, Amazon y Cheetos. Siendo que es año electoral en Estados Unidos, los candidatos presidenciales, Michael Bloomberg, y el presidente, Donald Trump, tampoco desaprovecharán la oportunidad de impactar a nivel mediático durante el Súper Domingo. El show del medio tiempo contará con el performance de Shakira y Jennifer López, lo que ha generado una demanda extraordinaria en los espacios publicitarios para antes y después del espectáculo. El Super Bowl LIV se jugará en el Sun Life Stadium de Miami, hogar de los Dolphins, el próximo 2 de febrero, dando el kickoff inicial a las 17:30 horas, tiempo del centro de México.