Anthony Fauci, asesor de la Casa Blanca en cuanto a la pandemia de COVID-19, mencionó que “es complicado” evitar contagios en un deporte de contacto como lo es el fútbol americano y por ello aconsejó que la temporada de la Liga Nacional de Fútbol (NFL, por sus siglas en inglés) no debe suceder. 

En la cadena de noticias CNN, el asesor señaló que “el fútbol americano podría no jugarse este año. En caso de que haya una segunda ola, lo cual es una posibilidad, podría ser aún más compleja por la temporada de influenza”. 

“A menos que los jugadores estén en una burbuja, aislados de la comunidad y con pruebas casi diario. Espero que ese no sea el caso, pero se regresa el fútbol americano en otoño, se va a ver muy diferente. Por ejemplo, barras modificadas en el casco, contenedores que sean utilizados sólo en una ocasión y distanciamiento social y cubrebocas en las bancas”, agregó el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en Estados Unidos. 

Por su parte, la NFL está siguiendo los lineamientos de sanidad que establecieron las autoridades, como realizar pruebas cada tres días antes que reinicien las actividades, pues algunos jugadores han salido positivos en las pruebas de coronavirus. 

Sin embargo, la NFL podría seguir los pasos de la NBA y realizar los encuentros en un solo lugar, aislando a los jugadores.