En campaña, el hoy presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que crearía las condiciones económicas en la frontera norte de México, para impulsar el desarrollo económico de la región.  Y hoy, en su discurso inaugural se comprometió a que en los 3,180 kilómetros de frontera que tiene México con Estados Unidos, el IVA bajará de 16 a 8%. Además, el Impuesto sobre la Renta bajará al 20%.  “En esta zona aumentaremos al doble el salario mínimo”, dijo López Obrador.  También, el presidente aseguró que los precios de los combustibles bajarán. “Allí se cobrará lo mismo de impuestos y costarán igual los energéticos que en California, Arizona, Nuevo México y Texas”, aseguró.