Durante su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Plan de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, con el cual busca reducir el ‘huachicoleo’, es decir, el robo de hidrocarburos que año con año afecta la economía del país. “El año pasado se robaron diariamente más de 600 pipas, lo mismo que en lo que va de este año (…) Significó una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos. o que se roban cada año es equivalente al presupuesto de la UNAM. Significa 60 veces más a lo que destinaremos a la construcción de 100 universidades públicas”, dijo López Obrador frente a representantes de los medios de comunicación. Por su parte, y en un mensaje alentador, Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo que con la llegada de la nueva administración y con la intervención del sistema de monitoreo y control de Pemex se redujo 55.8% el robo de hidrocarburo en las instalaciones de la empresa productiva del Estado. En este mismo tema, el encargado del despacho de la PGR, Alejandro Gertz Manero, aseguró que el robo de combustible a Pemex se llevaba a cabo con personas externas a la empresa y por algunos funcionarios que pertenecían a la misma y detalló que en estos días  se detuvieron a tres funcionarios, por lo que ya se iniciaron los procedimientos penales correspondientes. Finalmente, AMLO hizo un llamado a no tolerar que se sigan cometiendo estos robos, no permitir la corrupción y pidió el apoyo de todos los mexicanos “para que nos apoyen y entre todos logremos erradicar este robo que se hace a la nación”.