El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, confirmó su promesa con la cual se comprometió a no realizar cambios en las reglas de operación de los bancos e indicó que en los próximos tres años “no habrá iniciativa alguna para modificar el marco legal económico, fiscal y financiero”. “Somos respetuosos de las iniciativas que presenten los legisladores, pero nuestra política es de no modificar el marco legal con relación al financiamiento de bancos y financieras”, explicó el tabasqueño. Señaló que la decisión es para demostrar que se puede “sacar adelante” al país  “combatiendo la corrupción y con un gobierno austero”. Además, dijo que su gobierno iniciará llevando a cabo “cambios profundos” que generen confianza en la ciudadanía.