El mandatario Andrés Manuel López Obrador demostró su pésame debido al ataque de un comando armado a un centro de rehabilitación en Guanajuato, dejando un saldo de mínimo 26 muertos. El presidente hizo un llamado al gobierno local para trabajar en conjunto y calificó al hecho como con suceso “fuertísimo”. 

“Lo de Guanajuato de ayer fue muy fuerte, no vamos a abandonar al pueblo de Guanajuato. Tenemos elementos de la Secretaría de Marina, de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional, van a continuar protegiendo a la población. Es una situación muy grave”. 

Asimismo, mencionó que está a la espera del informe de la fiscalía sobre el caso, pero señaló que será indispensable hacer cambios en las instituciones de seguridad de la región, ya que ayer se contabilizó que el 36% de todos los homicidios a nivel nacional ocurren en Guanajuato. 

“No es injerencismo, nosotros no vamos a recomendar a nadie, esto tiene que surgir del propio gobierno, pero sí hay que hacer cambios para resolver el tema de Guanajuato, ayer fue fuertísimo”. 

De igual forma, exigió a los gobernadores que atiendan las reuniones de seguridad estatales para que se logre trabajar coordinadamente con las Fuerzas Armadas, puesto que “no se trata de culpar, se trabaja de manera coordinada, de verdad que se haga a un lado la hipocresía. Ayer habló la secretaria de Gobernación, el gobernador de Guanajuato, que se va a proteger a la gente de Guanajuato”.