Tras el anuncio de Petróleos Mexicanos (Pemex) de la compra de cuatro cargamentos de crudo ligero por 1 millón 400 mil barriles provenientes de Estados Unidos, en su cuenta personal de twitter, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que esto es una muestra de la grave situación que atraviesa la industria petrolera nacional. “El anuncio de que Pemex contrató la compra de 1 millón 400,000 barriles de petróleo al extranjero es una muestra más del gran fracaso de la política económica neoliberal o neoporfirista de los últimos 30 años”, afirmó AMLO en su red social. Cabe destacar que Petróleos Mexicanos asignó cuatro cargamentos de 350 mil barriles para la importación de crudo ligero tipo Bakken, los cuales serán entregados durante el próximo mes de noviembre. Y esto genera polémica, debido a que se trató de la primera ocasión en que una empresa estatal, de un país petrolero y exportador de más de 1 millón de barriles diarios en la actualidad, compra crudo al extranjero más allá de situaciones de emergencias ambientales. No obstante, en múltiples ocasiones, López Obrador argumentó que es necesaria una intervención para frenar la caída de la producción petrolera, pues considera que desde que se aprobó la reforma energética, la extracción de crudo ha decrecido de 2.6 a 1.8 millones de barriles diarios.