El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su gobierno está garantizada la libertad de expresión, por lo que no habrá censura y procedió a condenar la amenaza que recibió el periódico Reforma de parte de un supuesto miembro del Cártel de Sinaloa por cuestionar las acciones de su administración.

“Descalificamos cualquier acto violento, estamos en contra de la violencia, somos pacifistas, nadie será censurado, no vamos a actuar como era antes, se garantizan libertades plenas, el derecho a disentir, desde luego el derecho a la crítica y condenamos cualquier amenaza que se haga hasta en nuestro nombre”, dijo el Presidente en su conferencia mañanera.

El mandatario recordó que su administración tiene discrepancias con el medio, sin embargo, mencionó que en su Gobierno jamás van a llevar a cabo un acto represivo y que no tienen nada que ver con la amenaza.

“Tenemos diferencias con el Reforma y las vamos a seguir teniendo, pensamos distinto, son los más genuinos representantes del pensamiento conservador y son los que se oponen a la transformación, porque quieren mantener el mismo régimen de corrupción y privilegios que impero en México desde hace mucho tiempo”, indicó.

“No fue casual que ese periódico se haya creado, se haya constituido durante el sexenio de Salinas de Gortari, pero de ahí a que nosotros vayamos a llevar a cabo un acto represivo hay un mundo de diferencia, eso no, jamás haríamos algo así, por nuestros principios, por nuestros ideales nos estaríamos negando a nosotros mismos, sería una traición a nosotros mismos, un acto de deshonestidad y lo que estimo más importante en mi vida es la congruencia, la honestidad”, aseguró.

“Entonces, no tenemos nada que ver y no hay nada que temer, nosotros no somos autoritarios, somos demócratas, están garantizadas todas las libertades”, acotó.

Reforma publicó este jueves que un hombre que dijo ser integrante del Cártel de Sinaloa advirtió ayer que el periódico “ya sobrepasó la línea” en sus críticas al Presidente Andrés Manuel López Obrador y amenazó con “volar” el edificio del diario “si no corrige”.

El hombre pide pasar su mensaje al Jefe de Redacción, advirtiendo que, si no es así, “vamos a ir a leerle la cartilla”.

“Dígale que no esté difamando al Presidente de la República, que no esté traicionando a la Patria porque, si no, las oficinas de ahí de su pinche periódico -así dígaselo- las vamos a volar”, amenaza.