Tras recibir la banda presidencial de su ahora sucesor, Enrique Peña Nieto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador inició su primer discurso como mandatario y agradeció a EPN no haber intervenido en las elecciones presidenciales del 1 de julio. Además, pronunció los ejes de su próxima Administración, así como los cambios que emprenderá para la Cuarta Transformación del país. “Dedicaré a cumplir con las demandas de la gente, actuaré sin odios, no le haré el mal a nadie. Apostaré por la reconciliación para la Cuarta Transformación de la vida pública… Me comprometo a no robar y a que los funcionarios lo hagan o tengan negocios al amparo del poder público. Aplica para amigos compañeros de lucha y familiares”, dijo AMLO durante su mensaje en San Lázaro. Se comprometió a darle confianza y seguridad a los empresarios de nuestro país y del extranjero.
Anunció que el desde “el lunes próximo se pondrá en venta el avión presidencial y toda la flotilla de helicópteros, además no habrá compra de vehículos a los funcionarios”.
Respecto a su programa para los jóvenes, AMLO dio a conocer que “2 millones 300 mil jóvenes serán contratados como aprendices. Se les pagará un salario mientras se les capacite. No habrá ninis en el país”.
Aprovechó para pronunciarse en favor de la creación de la Guardia Nacional, la cual “se aprobará la Guardia Nacional si el pueblo lo decide y el legislativo”, indicó López Obrador.
“El Ejército y la Marina pueden ser, previa capacitación para el respeto de los derechos humanos, las instituciones fundamentales para garantizar la seguridad nacional, interior y pública”, auguró.
Finalmente y como lo ha dicho desde su campaña presidencial, AMLO afirmó que durante su próxima Administración no habrá persecuciones por presuntos casos de corrupción que se hayan cometido en gobiernos pasados.
“Mi postura la definí con toda claridad desde la campaña. Dije que no es mi fuerte la venganza, pero sí soy partidario del perdón y la indulgencia”, sentenció.