Tras el escándalo protagonizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y las intenciones del presidente, Andrés Manuel López Obrador, por desaparecer al organismo, su titular, Mónica Maccise presentó su renuncia.

Esta mañana durante su conferencia mañanera, el mandatario mexicano señaló que sí aceptará la renuncia de la directora de Conapred, lo que podría significar el inicio del desmantelamiento.

López Obrador mencionó que no tenía conocimiento de esta situación hasta que se le cuestionó al respecto, a lo que respondió que cada quien era libre de tomar sus decisiones y que lo más honesto era no ocupar cargos públicos si no se tiene afinidad con el proyecto de Gobierno.

Acerca de si este era el caso de Maccise, “parece que sí, porque creo que no se debió convocar a este foro. Y quienes no compartan la política de transformación que se está llevando a cabo, pues con toda la libertad pueden decidir no trabajar en el gobierno”, precisó el presidente.

Asimismo, reincidió en su deseo por integrar las funciones de la Conapred con las de la Secretaría de Gobernación (Segob) y desintegrar al Consejo.

“Si se creó por decreto presidencial y no es por ley, si depende del titular del Ejecutivo, me gustaría que se integrara a Segob y que formara parte de la oficina de defensa de derechos humanos de la Segob. Y que se redujera el aparato burocrático”, dijo.

Finalmente propuso que Conapred fuera dirigido por una mujer indígena “porque los más humillados de México, los más vilipendiados, los que más han padecido más el racismo en México, han sido indígenas”.