Los diferentes mercados y bolsas internacionales se tambalearon este miércoles en un despunte generalizado luego que Alemania y China publicaran cifras económicas que denotan la sangrienta batalla que se ha librado con Estados Unidos y deja por resultado una caída mundial preocupante. En datos duros: el PIB alemán se contrajo 0.1% en el segundo trimestre del 2019, en comparación con el mismo periodo del año pasado. Las tensiones globales, que se viven más fuertemente entre Estados Unidos y China, ocasionaron una caída generalizada en la economía mundial como resultado del choque entre ambas potencias y la publicación del estado económico-financiero de la piedra angular europea, Alemania. El nerviosismo del mercado ocasionó que las monedas emergentes, como el dólar de Hong Kong y el peso mexicano, sufrieran pérdidas preocupantes en plazas accionarias y activos de refugio como oro y bonos estadounidenses. En México, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), registró una pérdida de 2.09 puntos porcentuales para cerrar la jornada con 38 mil 650 unidades. Esto corresponde a su nivel de menor porcentaje desde marzo de 2014. La Bolsa Mexicana refleja prácticamente lo que sucede con los mercados estadounidenses a modo de espejo, y los principales indicadores de desaceleración en Estados Unidos afectan a la economía mexicana y amenaza con entrar en recesión, aunque no necesariamente vaya a hacerlo. La caída del Dow Jones en 3.05 puntos porcentuales está relacionada directamente con la pérdida de 1.21 por ciento en Japón, con Nikkei 225, y en China, con Shanghai Composite de 0.83 por ciento. La economía estadounidense acelera a mayor velocidad que la europea debido a diferentes factores. La principal es el Brexit en Reino Unido, que desestabiliza los mercados en Europa y amenazan estrecha e individualmente a la economía alemana que se apuntó una pérdida de 0.1 por ciento con respecto al trimestre pasado.