En conferencia de prensa, la Secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen defendió en un viaje a la frontera de su país (en San Diego) con México, las acciones de la Administración de Donald Trump para frenar a los integrantes de la Caravana Migrante que buscan solicitar asilo, una vez que crucen ilegalmente a territorio estadounidense. “Déjenme ser muy clara: no podrán entrar ilegalmente al país… Es una decisión peligrosa para el país”, afirmó.”, dijo Nielsen ante medios de comunicación. Tambiñen aseguró que al menos 500 de los integrantes de la Caravana Migrante, que en su mayoría han llegado ya la frontera norte de México, han sido detectados como criminales o miembros de pandillas. Sus declaraciones surgen después que un juez bloqueara una orden de Trump sobre impedir que los migrantes que entren ilegalmente al país apliquen para una solicitud de asilo. Nielsen aseguró que la Administración federal retará legalmente la decisión de un juez federal en San Francisco, pero que respetarán la ley vigente si alguien llega a solicitar asilo y reiteró que decisión de la Suprema Corte daba poder al Presidente para decidir quién entraba al país.