Este año se decomisaron hasta 14 mil 360 instrumentos de armamento, entre armas de fuego y objetos explosivos, marcando el récord de los últimos siete años con un aumento del 38 por ciento. De acuerdo con una solicitud de información, la Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer que de 2014 a 2019 hubo un incremento considerable en el decomiso de armas en México. El informe corresponde a material de uso militar y policial como “armas, cartuchos, cargadores, granadas, explosivos y accesorios asegurados precautoriamente por el Agente del Ministerio Público Federal (AMPF)”, entre 2012 y 2019. Del cierre de la administración de Peña Nieto, al inicio del actual mandato de Andrés Manuel López Obrador, la incautación de explosivos aumentó 665 por ciento; la de armas, 62 por ciento; la de cargadores, 75 por ciento; la de municiones, 33 por ciento, y la de granadas se cayó 31 por ciento. De 2018 a noviembre de 2019, se registró un alza en el total de piezas aseguradas por las autoridades Federales, pasando de ser 448 mil 578 a 658 mil 764 piezas.