El Gobierno de Estados Unidos ha acusado formalmente al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de narcoterrorismo y conspiración para importar cocaína a Estados Unidos. Ambos, delitos federales que podrían alcanzar penas de cadena perpetua. 

La investigación, hecha en Nueva York y en Florida, arrojó que Maduro estaría vinculado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el negocio del tráfico de cocaína. 

Se esperas que este mediodía las autoridades del Departamento de Justicia ofrezcan más detalles sobre la investigación y los pasos jurídicos que seguirá el gobierno norteamericano con Maduro, una docena de oficiales de inteligencia venezolana, así como miembros de las FARC. 

El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, ha mencionado que se ofrecen 15 millones de dólares de recompensa a quien ayude a la captura de Maduro. 

Maduro responde 

A través de Twitter, el presidente Maduro dijo que Estados Unidos y Colombia están conspirando para “llenar de violencia a la madre patria”.