La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió un comunicado – después de la exhibición de una jurisprudencia que condenaba a las pensiones, que se basaron en la ley de 1973 del IMSS, indicando que las mismas debían alcanzar los 10 solarios mínimos en lugar de 25 – indicando que el régimen de pensiones no se vería tergiversado.  Concretó que la jurisprudencia es para enfatizar un criterio externado por el Alto Tribunal hace casi una década. Asimismo, demostró que el desenvolvimiento – de acuerdo con la ley del Seguro Social posterior y hoy en día vigente – aterriza que los trabajadores que, específicamente, entraron en labor antes del año 1997 deberá tomar la decisión de a qué régimen de pensión – la ley de 1973 o la de 1997 – estarán arraigados.  Si decidieran apegarse a la ley de 1973, el máximo aplicable es el salario mínimo – de su pensión vitalicia – multiplicado por 10. Si eligiesen la de 1997, el tope se aplicará 25 veces el salario mínimo a su pensión hasta el límite de sus ahorros personales, ergo, lo que se encuentre en su AFORE.  La Suprema Corte estaría deslindada de cualquier decisión por la que opte el trabajador en su jubilación, ya que las consecuencias se encuentran implícitas en la ley por la que se encaminen. De igual forma, esto no afectaría las políticas públicas que tome el IMSS en el tema de pensiones por jubilación.