El presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, informó que de agosto a noviembre pasados, seis de cada 10 empresarios que forman parte de esa agrupación, fueron víctimas de algún delito, lo que representa un aumento de 15 puntos en relación al reporte de julio del presente año. Estos datos indican que el 58% de los afiliados al órgano fueron presa de la delincuencia. “La inseguridad está tomando niveles insospechadamente graves y en eso no se distingue ni de condición social, ni desafortunadamente región del país”, acotó el empresario. Precisó que en un 20%, los afectados sufren de sustracción de mercancías, maquinaria, dinero o equipo de la compañía; 15%, hurto total o parcial de vehículos y esta última cifra en robo hormiga. En tanto, la asesora económica de Coparmex, Viridiana Ríos, puntualizó que las entidades donde los empresarios se ven más dañados por la delincuencia, son Oaxaca, Tabasco e Hidalgo.