La Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que de enero a julio de 2019 se reportaron en el mundo 364 mil 808 casos de sarampión, tres veces más que los 129 mil 239 en el mismo periodo de 2018. El portavoz del organismo internacional, Christian Lindmeier, afirmó que el aumento de casos está relacionado con factores como la falta de acceso a servicios de salud y vacunación, así como a brotes en zonas en conflicto o con grandes comunidades desplazadas. Así mismo, la “desinformación y la falta de concientiza­ción sobre la necesidad de vacunarse” se ha vuelto un problema a nivel mundial, en específico los movimientos antivacunas que han cobrado fuerza en Estados Unidos, donde hay mil 182 casos, según las autoridades de salud de esa nación. Los países más afectados del mundo son Madagascar, con 127 mil casos, Ucrania con 54 mil 300 y la Repúbli­ca Democrática del Congo, con 7 mil 500. El dato total que refiere la OMS indica que en el mundo ha habido 2,015 casos cada día, entre enero y julio de este año.