Javier Duarte llega a México; es ingresado al Reclusorio Norte para su primera audiencia

Alrededor de las 12:30 horas de la mañana de hoy, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, arribó al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, procedente del penal de Matamoros, Guatemala, lugar en el que permaneció detenido durante 93 días a la espera de ser extraditado a México.

El exmandatario estatal será trasladado inmediatamente al Reclusorio Norte; lugar en donde, a las 13:00, comparecerá en una primera audiencia del proceso que la PGR sostiene en su contra por la comisión de los delitos federales de crimen organizado y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó, a través de un comunicado, que el procedimiento de extradición internacional de Duarte se desarrolló “con pleno respeto y observancia de sus derechos humanos, velando en todo momento por el debido proceso”; al tiempo que aprovechó para agradecer a las autoridades guatemaltecas “para detener de forma inmediata al citado (…), y posteriormente, dar trámite y resolución a las solicitudes que fueron formuladas por nuestro país”.

A su llegada al país, el exfuncionario deberá hacer frente a procesos por la presunta comisión de ocho delitos, cinco del fuero federal y tres del estatal. Entre los delitos federales, se encuentran: delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, peculado y delitos electorales; en tanto que la Fiscalía de Veracruz lo requiere por abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal y tráfico de influencias y coalición.

De estos ocho delitos, únicamente el de delincuencia organizada es considerado como “grave”, por lo que es el único por el que el exgobernador podría ser sujeto a prisión preventiva oficiosa.

En este sentido, a fin de que Duarte permanezca en prisión durante el desarrollo de los otros siete procesos, la PGR y la Fiscalía veracruzana tendrán que interponer una solicitud de prisión preventiva ante los jueces, quienes determinarán si el exmandatario permanecerá en prisión o si se le concede la libertad bajo caución.