Graco Ramírez descarta negligencia en rescate en Paso Exprés de Cuernavaca

En entrevista, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, negó que los equipos de rescato despachados al socavón en el Pasó Exprés de Cuernavaca para el rescate de dos personas el pasado 12 de julio, hayan incurrido en actos de negligencia; más aún, aseguró que llegaron desde las 6:00 horas, no obstante, no fueron capaces de descender puesto que el concreto se estaba cayendo.

“Primero llegaron (los rescatistas), se fueron pecho tierra, observaron que el concreto estaba sin ningún sostén; regresaron, consiguieron una grúa, una pluma, intentaron bajar a un rescatista y en ese momento, está la imagen, se empieza a caer (el concreto)”, explicó.

Asimismo, aseveró que el accidente, que cobró la vida de dos personas, se habría prevenido si la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) hubiera hecho caso de las siete alertas en torno al asunto emitidas por el gobierno de Morelos; mismas que se centraron en torno a la necesidad de cambiar un tubo de drenaje que corre por debajo del Paso Exprés.

“Desde noviembre de 2016, la Comisión del Agua (de Morelos) le pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que cambiara el tubo del drenaje por uno necesario, para poder desahogar las caídas de agua, pero ellos no contestaron”, aseguró.

No obstante, señaló que no hubo respuesta de parte del Gobierno federal, “esto no hubiera ocurrido si hubiera atendido el cambio de ese tubo”, expresó.

Asimismo, indicó que esta madrugada fueron desalojadas siete familias de la zona del Paso Exprés, pues se temen nuevos colapsos.

“Sigue el derrame interno, haz de cuenta que es un tubo adentro que está recibiendo agua, está removiendo la tierra y está haciendo un socavón, una caverna por debajo del concreto”, agregó.